¿Qué es un team building y para qué hacerlos?

El team building es una práctica empresarial que consiste en organizar actividades que promuevan una mejora en la comunicación, la confianza y el trabajo en equipo. De igual modo, estos eventos ayudan a fomentar la cohesión entre los compañeros, con el fin de mejorar su relación entres sí mismos y con la empresa.

Sus resultados positivos en cuanto a la productividad son lo que motivan a cada vez más instituciones a invertir parte de su tiempo y presupuesto en este tipo de actividades, que por lo general son llevadas a cabo fuera del horario laboral.

¿Qué se logra con el team building?

Básicamente, el objetivo de esta práctica es sacar el mejor potencial de cada empleado. Con ella cada uno puede desarrollar y/o perfeccionar una o varias habilidades, como perder el miedo escénico, mejorar su capacidad de comunicación, mantener una actitud positiva ante cualquier situación, adoptar espíritu de equipo, tener sentido de pertenencia, potenciar rasgos de liderazgo, entre otras.

Además, al realizarse en un horario fuera del de la oficina, los trabajadores no solo no perderán tiempo de productividad en sus puestos, sino que se sentirán más libres de expresar sus inquietudes, ideas e incluso críticas.

Se trata de generar confianza en ellos mismos para que puedan ser confiables para la empresa. Por este motivo también es común que la mayoría de las actividades tengan lugar fuera de las instalaciones de la compañía, o al menos del área de trabajo, y que requieran tanto de unión como esfuerzo grupal.

¿Qué tipo de actividades abarca el team building?

Son muy variadas para no volverse repetitivas, pues lo ideal es que estos eventos sean realizados de manera continua. Cada sesión dependerá de las necesidades del equipo y de lo que la empresa tenga pensado para los empleados.

Por lo general, se escogen actividades deportivas, puesto que algunas de estas disciplinas son perfectas para desarrollar el sentido de estrategia y confianza entre todos los integrantes del equipo, ya que gran parte de su éxito dependerá de ello. Fútbol, remo, carreras de kart, paintball, entre otros, son las actividades más demandadas.

No obstante,las dinámicas de team building abarcan mucho más, incluso actividades más sencillas, como comidas corporativas, excursiones grupales, asistencia a eventos culturales, exposiciones, jornadas colectivas, competiciones ficticias, etc.

Recordemos que la clave de un buen team building es reforzar tres pilares esenciales en un equipo:

  1. La motivación.
  2. El compañerismo.
  3. las experiencias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *