Queremos ayudarte a mejorar el clima organizacional de tu empresa, por ello ofrecemos nuestro servicio de coaching empresarial.
Ofreciendo seminarios y talleres que permitirán potenciar el rendimiento de tu organización.

Pero si quieres saber cómo puede ayudarte te aclaramos las dudas más frecuentes.


¿Por qué el coaching empresarial puede ayudarte a mejorar la productividad de los empleados?


El coaching empresarial consiste en un conjunto de técnicas orientadas a optimizar los esfuerzos y habilidades de los empleados de una empresa u organización. Este proceso es asistido por entrenadores capacitados y calificados para potenciar equipos y llevarlos a su máximo nivel de productividad.

A su vez, este entrenamiento está dirigido especialmente a aquellos trabajadores en cuyas funciones recae gran responsabilidad dentro de la compañía, es decir, gerentes, ejecutivos y demás autores de la competitividad empresarial. Es por ello lo importante de contar con este servicio en una organización.


¿De qué se encarga un coach empresarial?


Esta figura ayuda al empleado a mejorar su desempeño profesional por medio de ejercicios que favorecen la comunicación entre los compañeros, así como la
confianza, el liderazgo, la creatividad y el trabajo en equipo. Estas tácticas requieren de paciencia, confianza, confidencialidad, respeto, claridad, apoyo, visión y asunción de riesgos por ambas partes.

Para que el coaching empresarial pueda fomentar la cohesión y unidad entre los integrantes de una organización, es necesario recurrir a una serie de ejercicios que forman parte del entrenamiento para los empleados, incluso las mismas pueden ser ideadas para ser trabajadas en equipo o de manera individual, según el caso de cada trabajador.


¿Cómo el coaching empresarial optimiza la productividad de los empleados?


Gracias a este conjunto de prácticas el personal de una empresa es capaz de ver resultados en los siguientes aspectos:

- Mejora la comunicación entre los trabajadores.
- Se vuelven más asertivos y proactivos.
- Optimizan sus habilidades y recursos.
- Responden de manera más eficaz y eficiente ante situaciones de
emergencia.
- Mejoran su flexibilidad y se adaptan de mejor manera a los cambios.
- Están abiertos a más opciones, por lo que expanden su creatividad.
- Mejoran las relaciones laborales e interpersonales en la oficina.
- Mejora el desempeño y la productividad de cada uno.
- Entre otros.


¿Cómo es el proceso de coaching empresarial?


Cada caso es diferente, debido a que depende de los requerimientos de cada equipo o empleado. Sin embargo, en líneas generales, el proceso abarca los siguientes seis pasos:

1. Determinar las expectativas.
2. Analizar y detectar las fortalezas y áreas a mejorar.
3. Establecer los objetivos.
4. Adquirir el compromiso y llevarlo a cabo en el tiempo establecido.
5. Medir resultados y hacer correcciones de ser necesario.

6. Reconocer el crecimiento del trabajador en la empresa con base en sus resultados.

Esta preparación no solo favorece el rendimiento y aporte de cada empleado como individuo y como parte de un grupo, sino que se traduce en mejoras para la compañía. Esto se ve reflejado tanto en el ambiente laboral como en los frutos del trabajo en sí.

Si quieres saber más sobre este servicio escríbenos.